Recent comments


Noticias de última hora

GoPro podría estar buscando un comprador tras confirmar el despido de 250 trabajadores


GoPro podría estar buscando un comprador tras confirmar el despido de 250 trabajadores que en su mayoría pertenecen a la división de drones, mercado que abandonará tras la fallida experiencia con Karma. Asimismo, la compañía que dirige Nick Woodman ha rebajado sus pronósticos de ingresos para el cuarto trimestre del año. 

Por el momento, la firma ha contratado a la entidad financiera JP Morgan para facilitar este complejo proceso de venta, según han revelado fuentes de la agencia Reuters. Tras estos anuncios, las acciones de la firma caen alrededor de un 10%.

Ante estas noticias, las acciones de la compañía han llegado a desplomarse más de un 30% en el Nasdaq, donde han pasado a tener un precio de 5,1 dólares frente a los 7,51 dólares que cerró el pasado viernes. No obstante, las perdidas se están reduciendo y ahora la acción corrige alrededor de un 10%.

Con el recorte laboral, la compañía de cámaras de acción pasará a contar con menos de 1.000 trabajadores, después de que en los últimos meses ya haya realizado otras serie de despidos y reestructuraciones en otros ámbitos de la compañía.

Los despidos darán lugar a un nuevo reenfoque de la empresa de Woodman, que “se compromete a cambiar nuestro negocio en 2018 (…) entramos en el nuevo año con una fuerte venta directa y estamos entusiasmados con nuestro plan de trabajo de hardware y software. Esperamos que en el futuro, nuestro plan de trabajo junto con un modelo de menor gasto permita a GoPro volver a la rentabilidad y crecimiento en la segunda mitad de 2018”.

Ingresos decepcionantes

Sobre las previsiones de ingresos para el próximo trimestre, la compañía ha comunicado que será de 340 millones, diez millones más que en el mismo periodo del 2016, pero muy por debajo de las previsiones originales marcadas en 470 millones de dólares.

Esta rebaja de previsiones se debe a que la demanda de nuevas cámaras de acción de GoPro ha sido muy tibia durante la campaña navideña. Según ha explicado el propio Woodman a través de un comunicado, “los consumidores eran reacios laa comprar Hero5 Black al mismo precio que se lanzó un año antes, a pesar del importante apoyo de marketing”.

Para tratar de solucionar la situación, la compañía pasó a reducir el precio de varias cámaras durante la época de vacaciones “que proporcionó un fuerte incremento en las venta”, pero no fue suficiente para enderezar las previsiones de GoPro.

Karma no ha cuajado

Karma ha sido el único dron que ha lanzado la compañía, y que, pese a los esfuerzos de la GoPro, ha sido fuertemente eclipsado por las alternativas de DJI que mejoraban en precio, características y conocimiento del sector al novato dron de Woodman.

Karma se presentó en 2016 como el primer dron comercial plegable que cabía en una mochila, sin embargo sufrió una profunda crisis de marca al contar con un error en las baterías que los estrellaba súbitamente contra el suelo.

Ésto les hizo ser retirados del mercado hasta encontrar una solución, lo que tardó meses, un tiempo que aprovechó su principal rival -y con más experiencia en este sector-, DJI, para ocupar su hueco en el mercado con otros dos drones plegables, el Mavic Pro y el Spark que llegaban a un precio similar e inferior, respectivamente, que el Karma de GoPro.

No hay comentarios