Recent comments


Noticias de última hora

Esto son los 10 dulces regresos a la Copa del Mundo


BARCELONA -- ¡Y que viva Perú! La selección inca fue la última en conquistar su billete para el Mundial de 2018, un campeonato que, llorando aún la ausencia de Italia que evitará que en Rusia participen todos los campeones del mundo, disfrutará de dos debutantes y saludará el regreso de 10 selecciones que no participaron en el Mundial de Brasil, en 2014.

Perú, de la mano un Ricardo Gareca que pasó de verdugo en 1985 a héroe en 2017, disputará su primer Mundial desde 1982, cuando la blanquirroja fue eliminada de mala manera, aplastada por Polonia (5-1) en la última fecha del grupo 1 para despedirse en silencio un 22 de junio en La Coruña, que pasó de aspirar a la segunda ronda tras igualar con Camerún e Italia a caer.

El de Perú es el regreso tras una ausencia más prolongada. Disputó 4 fases finales y a partir de 1982 no volvió más, siguiendo los siguientes 8 torneos a través de la televisión.

Africa, que contará con 5 representantes en el Mundial, presenta nada menos que cuatro retornos. De los participantes en Brasil 2014 solo repetirá Nigeria (eliminada en los octavos de final por Francia) y regresarán Egipto, Senegal, Marruecos y Túnez, que ocuparán las plazas de Argelia, Camerún, Costa de Marfil y Ghana.

DE LA MANO DE CÚPER

El regreso más destacado, sin duda, será el de Egipto, que bajo el mando de Héctor Cúper consiguió su primer billete para un Mundial desde 1990, cuando en Italia disputó su primer y último torneo, cayendo eliminada en la última jornada del grupo F por una derrota (2-0) frente a Inglaterra.


También disputará su segundo Mundial Senegal. Los Leones de Teranga se estrenaron por todo lo alto en 2002, ganando en la fase de grupos a Francia (1-0) y empatando ante Dinamarca (1-1) y Uruguay (3-3) para meterse en los octavos de final. Allí dio el golpe eliminando (2-1) en la prórroga a Suecia y solo un gol de Mansiz, también la prórroga provocó su caída en cuartos de final frente a Turquía por 1-0. A partir de ahí, sin embargo, volvió a la invisibilidad... Hasta hoy.

Marruecos disputará su quinto Mundial, primero desde 1998 y con la esperanza de recuperar un protagonismo destacado que solo disfrutó en 1986, cuando alcanzó los octavos de final en que cayó eliminada en Monterrey por la después subcampeona Alemania Federal, que venció con un gol de Matthäus en el minuto 88.

También será el quinto Mundial para Túnez, que volverá después de jugar por última vez en 2006. Las Águilas de Cartago nunca superaron la primera fase, aunque en 1978, en su debut, se dieron el gusto de estrenarse ganando a México y quedaron eliminados por no pasar del empate, en la última jornada (0-0) frente a Alemania Federal.

De la Confederación Asiática regresa Arabia Saudita, capaz de descabalgar en la definitiva fase de clasificación a Australia para acudir a su quinto Mundial y primero desde 2006. Su techo, histórico, lo disfrutó en su estreno, en USA 1994, cuando fue capaz de superar la fase de grupos ganando a Marruecos (2-1) y Bélgica (1-0) después de haber perdido (2-1) ante Holanda en el debut y antes de despedirse en los octavos de final (1-3) contra Suecia.

MIRANDO A LA HISTORIA

Las restantes selecciones que vuelven, lo hacen desde Europa. Al frente, dos representantes habituales como es el caso de Suecia, verdugo de Italia, para regresar por primera vez desde 2006 y sumar su 12º Mundial y, a su lado, Serbia, también en su 12ª participación (si se cuenta la extinta Yugoslavia) en lo que es su vuelta después de jugar por última vez en 2010.


Será la quinta participación de Dinamarca, más Dinamita Roja que nunca en la repesca en que aplastó a Irlanda para volver después de la ausencia en 2014, con la esperanza de dar de qué hablar como hizo en 1998, eliminada por Brasil (3-2) en los cuartos de final de un histórico partido disputado en Nantes.

La décima es Polonia. Aquella selección a la que solo la Holanda de Cruyff le robó el plano en el Mundial de 1974 y que regresa para disputar su octavo torneo después de jugar el último en 2006.

Son los dulces regresos. El más dulce para Perú, que disputó su última fase final en 1982, acompañado de hasta 9 equipos más. Y que se suman a Islandia y Panamá, que en Rusia disputarán el primer Mundial de su historia.

Para la Marea Roja es una presentación por todo lo alto; para los Vikingos, la confirmación, después de su éxito en la Eurocopa de 2016, cuando no solo fueron capaces de clasificarse por vez primera y superar la primera fase por delante de Portugal y Austria, sino que se dieron el gusto de eliminar en octavos de final a Inglaterra (2-1) antes de despedirse frente a la subcampeona Francia.

Vía: Jordi Blanco
Fuente: ESPN

No hay comentarios